mc alikates

Ciudad Rodrigo, septiembre de 2004

Viernes 24,
Salimos por la tarde después de currar. La concentración no empieza hasta el sábado así que llegaremos de los primeros.


Llegamos a eso de las doce de la noche y nos vamos directos al hotel Cruce donde tenemos reservada una habitación triple. Dejamos los trastos, nos cambiamos de ropa y nos vamos de tragos.

los alikates de copas fernan ligando

Menos mal que salimos tarde por que hay que ver como nos pusimos.


Sábado.
La sede del motoclub Mirobriggense, en el bar restaurante Jose Mari, está al lado del hotel, así que el sábado lo primero que hacemos es pasar por ahí para inscribirnos.
Luego nos vamos para la zona de poteo a tomar unos vinos. Hay un bar que nos llama mucho la atención, las paredes están decoradas con fotos de los encierros que hacen en esta localidad y se ven unas cogidas de acojonar.


Comemos en la pulpería la Dorada, comer no comemos mucho pero la sobremesa se alarga debido a las botellas de orujo casero a las que nos invitan. Llega Beni, un colega de Perales del Puerto que aprovecha la cercanía para volver a vernos.
Para pasar la tarde decidimos acercarnos hasta Aldea del Obispo que a Beni le hace ilusión darse un garbeo en moto.
De regreso a Ciudad Rodrigo vuelta a la zona de poteo.


Para la cena han repartido a la gente en varios restaurantes, nosotros nos hemos apuntado en el Jose Mari y cuando llegamos el comedor está lleno así que nos montan una mesa en el bar, nos atienden de maravilla. Antes de salir nos entregan las antorchas para el recorrido nocturno, yo lo hago con Beni y nos lo pasamos en grande haciendo el indio.


Terminamos la noche en los bares de las galerías.


Domingo.
Antes de que cierren la panadería pasamos a recoger unos hornazos que habíamos encargado la noche del viernes (estaban de muerte, para cuerpos sin problemas de colesterol).
La comida es en el hotel Lima que está a la salida del pueblo. Comemos con la gente del motoclub saltukeyotepillo de Valladolid.


El viaje de vuelta un poco duro debido al cansancio acumulado en el largo fin de semana, ha merecido la pena, hasta la próxima.



Rioss, 2004


Volver


Valid XHTML 1.0 Strict